Dos poemas publicados en Revista ANCLA

Publicado: octubre 8, 2012 en Poesía
Etiquetas:, ,

 

 

MUGIR NO ERA EXACTAMENTE

 

Te contaré de las tardes con ella;

no de la brisa que hacía crujir la madera del tiesto.

Ni de los alambres púas rascando el pavimento.

 

Mugir no era exactamente lo nuestro, era preludio,

hecatombe concebido de hembra a hembro en su torcedura.

En su rascar de entorno, como sintiendo la lengua.

Eso era lo nuestro, depositar el nervio,

despoblando los poros como desviando la marea

para prescindir del ahogo.

 

Entonces era lo nuestro.

Habitar meramente sus cuencas

sin eludir sus vaivenes que de lomas se apresaban mis manos,

que de hondonadas se tropezaban mis dedos, curvos, torcidos,

rectos para caber en la planicie honda de su entrepiernas.

 

Entonces era lo nuestro.

Tendernos boca arriba, boca abajo,

poblando con brazos y piernas la infinita jura de creernos uno.

Era, furiosos rasgando y quebrando las vértebras

en ecuánime coincidencia de avistar el goce.

 

Si de aquella brisa,

de aquellos alambres rascando el pavimento,

de aquellas tardes con ella.

 

 

ALGO SOBRE LOS IDIOMAS

 

Los pormenores y detalles están escuetamente en la salle,

a borde de página, como si fuese un manuscrito o diario de vida

donde penosamente se tuercen abismos que conducen al cielo.

 

Tachadas o desviadas a propósito sucumben en la porfía

sus otras palabras, las obscenas, las turbias,

las que no tienen más refugio del placer de escucharlas

o balarlas como bestia en su saliva.

 

A de que en tu oído estaban en desuso

macerando mansamente,

y me dejabas unas u otras para el festín

su fuese una tarde de esta

a consolar el sol que bajaba de vez en cuando a mi cremallera.

 

Aquí,

mi rabia de no traducir

con tus otras palabras lo que ataba mis brazos

y bajía en soledad el grito,

mas el paisaje no ocultaba nada.

 

A malditos si supieran cuan ruin fui esa tarde,

bajé como imitando un venia

y abracé sus piernas.

Cual herido conduje mis palabras hacia sus palabras

que no fueron otro idioma

mas mi mano era otra palabra y mis dedos otra torcedura

que besó en rezo su plegaria.

 

De allí seré penitente.

 

 

 

 

Pablo Delgado U.

(Poemas publicados en el Nª 2 revista Ancla, dedicado al erotismo).

Anuncios
comentarios
  1. […] Dos poemas publicados en Revista ANCLA. Share this:CompartirTwitterFacebookMe gusta:Me gustaSe el primero en decir que te gusta. […]

  2. amandaespejo dice:

    Me encantan……………………………..falta uno para la trilogía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s